HorarioLun - Vie 9.00 - 19.30 Llámanos(+34) 982 21 59 55

#virusinformatico

hacker-1569744_1920-1280x851.jpg
22/06/20180

Antes de llegar WannaCry y Petya, ha habido otras variantes de ransomware que no han sido tan conocidas, pero que han resultado igual de dañinas. Estas son algunas de ellas:

  • Elimina archivos periódicamente para que la necesidad de pagar un rescate cada vez sea mayor.
  • Genera un par de claves de 2018-bit del tipo RSA con las que se controla el servidor y se cifran archivos de una extensión específica.
  • En lugar de atacar directamente el equipo, infecta servidores web a través de vulnerabilidades que encuentra, cifrando las bases de datos y los archivos adjuntos.
  • DMA Locker, Locky y CryptoFortress. Cifran datos en unidades de red, incluso cuando éstas no están almacenadas en una red de acceso local.
  • SimpleLocker, Linux.Encoder.1 y KeRanger. El primero escanea la tarjeta SD de modelos con Android en busca de determinados tipos de datos para luego cifrarlos; mientras que el segundo y el tercero hacen lo mismo en equipos con Linux y macOS, respectivamente.
  • Genera un VBScript que permite que el equipo mande mensajes de voz al usuario infectado, pidiéndole el rescate y mandándole amenazas.
  • Se distribuye a través de correos spam, con apariencia de archivo adjunto PDF o de editor de texto.
  • Es como un “kit de ransomware” para que cada ciberdelincuente diseñe su propia amenaza personalizada.
man-1187192_1920-1280x905.jpg
22/06/20180

1989: PC Cyborg. Se distribuía a través de disquetes enviados por correo postal.

2005: GPCode. Impulsó el cifrado simétrico de archivos, y su variante GPCode. AG fue aún más allá desarrollando un cifrado asimétrico.

2006. Actuaba copiando los archivos a una carpeta y poniendo a ésta una contraseña.

2011: Virus de la policía. Ransomware del tipo Screen Locker que bloqueaba el equipo con un mensaje de la policía que invitaba a pagar una multa por visitar páginas web de pornografía infantil.

2013: CryptoLocker y CryptoWall. Se empieza a generalizar el uso de este malware para infectar a equipos de todo el mundo.

2015: El creador de las variantes anteriores pone a la venta los códigos de ambas, lo que generará un aumento de las infecciones en 2016.

2017: WannaCry y Petya. Ponen en jaque la seguridad mundial demostrando el daño que puede hacer la propagación de este tipo de malware.

2018: Se espera que se construyan nuevos Ransomware basados en WannaCry y NotPetya (ambos ransomware con capacidad de replicarse), y esto ya es evidente, tal es el reciente caso de Ransomware: Bad Rabbit, que muestra muchas similitudes con el ransomware NotPetya.

CONTACTO


BÚSCANOS

TCI Galicia

Ponte en contacto con nosotros

+ 34 982 215 955

info@tcigalicia.com

DÓNDE ESTAMOS

En Lugo




MANTENTE ATENTO

Síguenos en redes

Sigue nuestra actividad en